array(5) { [1]=> int(1063) [2]=> int(1095) [3]=> int(683) [4]=> int(1048) [5]=> int(1073) }
12/02/2015

Estocolmo: un ejemplo de Smart City

Estocolmo: un ejemplo de Smart City

En 2010 Estocolmo fue elegida por la Comisión Europea como la primera Capital Verde en Europa. Desde entonces se trata de reconocer a aquellas ciudades que están trabajando para mejorar su entorno y hacerlas más eficientes y habitables.

Los motivos dados por la Comisión Europea para otorgar este premio a la capital sueca fueron la correcta puesta en marcha de un sistema que garantizaba  que los aspectos medioambientales fuesen prioritarios en el funcionamiento administrativo de la ciudad. Además, había reducido las emisiones de dióxido de carbono un 25% por habitante desde 1990 y adoptaron el objetivo de estar libres de combustibles fósiles para el año 2050.

Cinco años después, Estocolmo sigue en la cabeza de la mayoría de los rankings de las ciudades más sostenibles y no es fruto de la improvisación. Fue y sigue siendo una de las primeras urbes en desarrollar políticas dirigidas a establecer una mejor relación entre tecnología y sostenibilidad.

¿Pero qué medidas se han tomado para que Estocolmo lidere las iniciativas en el ámbito de las Smart Cities? Algunos ejemplos que podríamos poner son:

-Pago de una tasa diaria para los coches que utilicen las autovías de entrada a la ciudad, una decisión aprobada en referéndum, que provocó la reducción del tráfico en más de un 20%

-El 70% de las casas recibe agua para la calefacción a través de un sistema centralizado desde grandes plantas

-Hay una apuesta muy importante por los biocombustibles y las energías renovables. Un ejemplo de ello es que los 80 autobuses urbanos se mueven con biogás

-El 80% de los traslados en la ciudad se hacen en transporte público que utiliza para moverse electricidad o combustible no derivado del petróleo

Además de todos estos ejemplos, no podemos olvidar uno de los proyectos más importantes y que definitivamente empujó a Estocolmo como la ciudad a imitar  en el ámbito de las Smart Cities. Estamos hablando de la remodelación y posterior creación de un distrito sostenible conocido como “Hammarby Sjostad”, una zona que en los años 70 destacaba por ser un área portuaria con graves problemas de contaminación, que tras una remodelación pasó a convertirse en una zona diseñada bajo unos estándares de sostenibilidad que produjeron un cambio importantísimo y muy destacado en la estructura de la ciudad.

Un proyecto muy interesante para uno de los países que mejor está desarrollando sus políticas en el área de la sostenibilidad y el desarrollo urbano. Un ejemplo a seguir por muchas otras capitales europeas y del mundo.

CompárteloShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *