Internet: Una fuerte herramienta con algunas debilidades…

Internet: Una fuerte herramienta con algunas debilidades…

23/11/2018 0 Por World of Data

En los pasados meses hemos sido «asediados» por numerosas noticias de ataques y fallos informáticos. En realidad, las empresas son un objetivo apetecible, ya sea por la información que disponen, por el dinero que tienen y que mueven, o por el hecho de que la mayoría no está debidamente preparada para este tipo de ataques virtuales.

Sectores como la banca, energía y telecomunicaciones son muchas veces los principales objetivos. Sin embargo, estos ataques pueden también afectar otras áreas.

No cabe duda de que se debe invertir en la seguridad informática y sensibilizar sobre esta realidad. Tampoco debemos dejarnos llevar por alarmismos.

Vivimos en la llamada era digital y todos los sectores, aunque unos más que otros, necesitan adoptar estrategias digitales. Su actividad solo prosperará debido a este «trozo» que les hace llegar a más potenciales consumidores y, estar más expuestos y visibles a potenciales interesados.

Por otro lado, fallos en los sistemas pueden traducirse en importantes pérdidas de información, acarreando impactos muy negativos. Pudiendo incluso conllevar a reestructuraciones o el cierre de una empresa.

Asimismo, debemos actuar y entender cuál es la mejor forma de evitar o, por lo menos, entender cómo podemos reducir los riesgos de un ataque informático. Sin embargo, no podemos jamás dudar que la tecnología es el buen camino y que gracias a ella somos capaces de optimizar procesos, elaborar ofertas personalizadas, ser más competitivos y marcar la diferencia en un mercado aparentemente ya lleno y saturado, pero donde todavía hay espacio para el crecimiento.

Conviene aceptar las diligencias necesarias para prevenir y resolver los ataques informáticos mediante la inversión en herramientas avanzadas de ciberseguridad (cybersecurity) de detección y respuesta, la promoción de planes de seguridad y añadiendo programas de protección complementarios. Pero que no sea solamente en situaciones específicas sino una práctica común. Otro aspecto importante es el componente humano, es decir, los colaboradores. Estos deben estar alerta y controlar las actividades desarrolladas on-line, donde el correo electrónico es el principal canal de difusión de estos ataques.

De hecho, es importante estar alerta y no eludir el problema, puesto que hoy en día todos somos Internet e Internet somos todos nosotros. Sin querer restar importancia a otras áreas, la verdad es que la tecnología ha ganado tamaño y peso en nuestras vidas, hoy en día, su ausencia es totalmente inconcebible.

Como tal, no debemos ser reticentes. Debemos tomar las debidas precauciones, gestionar y garantizar la seguridad informática, pero jamás dudar que ¡el presente y el futuro están on-line!

Incluso con todas sus debilidades e incertidumbres, lo digital es un camino irreversible que todos los sectores han emprendido y que, al final, promueve el crecimiento, obliga a superar trabas y ofrece agilidad, considerándose esencial para garantizar rapidez y rentabilidad en un mundo cada vez más inseguro.

 

Más sobre Ciberseguridad