Las cifras de Internet of Things

Las cifras de Internet of Things

15/06/2018 0 Por World of Data

Internet of Things (IoT) es una realidad cada día más presente en el mercado. Ha dejado de ser un concepto para ser algo que las personas empiezan a interiorizar, comprender y utilizar. Aunque se encuentre todavía en una fase inicial de desarrollo y de aplicación.

¿Pero, qué le queda al IoT para que alcance su máximo potencial? ¿Qué necesitan las empresas para invertir (todavía más) en esta tecnología? El Internet of Things Institute (IoTi), junto con SAS, ha realizado un estudio, “2017 Internet of Things ROI Research Study con el objeto de reunir informaciones sobre los distintos proyectos a escala mundial, para ayudar quienes estén trabajando en este tema.

Existen datos probados, de las empresas que han estado utilizando IoT en los últimos cinco años, de que el IoT produjo un impacto significativo en el día a día de sus usuarios, en particular a nivel directivo (Board). Y, cuando se combina IoT con la analítica se obtienen mejores decisiones, como una mejora en la colaboración con clientes y proveedores. En el fondo, la empresa logra definir una estrategia formal volcada al IoT. Pero, para que todo funcione correctamente, habrá que trabajar en temas como el apoyo del liderazgo de la organización, fomentar la colaboración entre funcionarios/departamentos, capacidad de escalar, convergencia con la estrategia de la empresa y un conocimiento técnico mínimo.

Los datos obtenidos a través del Internet of Things Institute demuestran que la mayoría de las entidades contactadas todavía están en una fase inicial de aplicación conjunta del IoT y analítica, donde el 36% ya ha concluido la aplicación de al menos un proyecto. Y esto a pesar de que el 48% de los participantes cuentan ya con una experiencia de dos a cinco años. En otras palabras, las empresas están atentas y experimentan IoT, sin embargo la aplicación de proyectos está tardando más. Las organizaciones son más prudentes y llevan su tiempo en averiguar la tecnología y en hacer las pruebas necesarias.

El desarrollo se retrasa, por un lado debido a los conocimientos técnicos asociados, y por otro debido, en parte, a la incertidumbre en lo que concierne la rentabilidad de la inversión. Los resultados de los proyectos ya aplicados han ayudado a resolver esta duda.

Si solo el 5% de los encuestados han registrado una rentabilidad superior al 90%, lo cierto es que el 20 % ha obtenido una rentabilidad entre el 75% y el 90% y, el 23% de los encuestados han registrado valores entre 50% y 74%. De todos modos, es algo preocupante que el 19% desconozca cuánto obtendrá de la inversión efectuada, o no sepa como valorarlo.

El estudio prueba además que la rentabilidad de la inversión aumenta con la experiencia. Las empresas que trabajan con IoT hace más de cinco años tienen más del 83% de rentabilidad, comparado con las que lo manejan hace menos de dos años. Pero esa no es la única diferencia. La experiencia determina también el enfoque de los proyectos. Si, en general, la motivación inicial es la de obtener ahorros inmediatos, los objetivos evolucionan hacia el aumento de los ingresos y, en una fase más avanzada, hacia lo mejor de dos mundos: lograr, de forma equitativa, ahorros y aumento de ingresos.

Una cosa es cierta. IoT puede y debe utilizarse de manera transversal por toda la empresa. Esto es cierto aunque los datos recogidos demuestren que las áreas del Marketing, ventas y atención al cliente solo registran un compromiso más grande después de al menos cinco años de experiencia. Sin embargo, los resultados de este compromiso son esenciales puesto que proporcionan una ventaja competitiva frente a la competencia – por lo menos según el 38% de los encuestados. Por otra parte, no hay que olvidar el impacto en las operaciones internas.

Para más información sobre el Internet de las Cosas, descárgate el estudio Claves para el Éxito de IoT“.